ASIMOV: EL PLACER DE ESCRIBIR

Isaac Asimov (URSS, 1920; USA, 1992) escribió cerca de quinientos libros y nueve mil textos breves sobre casi todas las áreas del saber, principalmente ciencia ficción y divulgación científica. En sus últimos años lo hizo a razón de más de un libro por mes, trabajando los siete días de la semana, y deteniéndose, como él mismo dijo, solamente para comer, dormir, y hablar con su esposa.

Los textos de este genio que hubiera cumplido 98 años hoy destacan por una claridad y sencillez hipnotizante, a pesar de que escribía de tirón, sin un plan determinado y de que casi no corregía. Su prolificidad es mayor que la de Julio Verne y Honorato de Balzac y tal vez solo sea superada por la de Theodor Mommsen, el olvidado Premio Nobel de Literatura de 1902, del que se dice llegó a firmar mil quinientos títulos.

A diferencia de él, la influencia de Asimov sigue presente a través de viejos y nuevos lectores. Viejos como el Premio Nobel de Economía 2008, Paul Krugman, que en un famoso artículo confesó que sus planteamientos le debían mucho a la «psicohistoria», una ciencia inventada, que es la base de la «Trilogía de la Fundación», la obra de ciencia ficción más emblemática del autor ruso-estadounidense. O más nuevos como Víctor Muñoz Martinez, un destacado ingeniero informático español que le debe su vocación por la cirugía robótica al interés que despertó desde su adolescencia la inteligencia artificial, uno de los temas que más le preocupó a don Isaac. O más mediáticos, como George Lucas, cuyo mundo de la guerra de las galaxias tiene conexiones evidentes con el mundo de Fundación. Las palabras «robot», «robótica», «positrónico», por lo demás, salieron, por primera vez de la mente de este escritor incandescente.

Al igual que Verne, predijo la existencia de mucho de lo que ahora nos es habitual: las computadoras, los teléfonos inteligentes, las videolllamadas, los autos que no necesitan de un chofer humano. Es cierto que sus libros se leen menos, pero es probable que estemos a puertas de una nueva oleada de nuevos lectores. Después de años de fracasos, la cadena norteamericana HBO ya produce una serie televisiva que, en el 2018, dará imagen y sonido a la citada trilogía, una de las aventuras más queridas de la segunda mitad del siglo XX. Ojalá que la serie le haga el honor que no pudieron hacerle películas como «Yo, robot» y «El hombre bicentenario», estrenadas en nuestro país.

¿QUE NOS PUEDE DECIR ASIMOV HOY?

La vida de Asimov es un llamado a vivir con placer y disfrutar de la vida. Es una visión optimista de la existencia y de la función que debe cumplir el ser humano, si algo como eso puede decirse de este. Es la felicidad que se encuentra siendo médico, abogado, ingeniero, futbolista, sacerdote, pintor, chofer, profesor, periodista, agricultor, pastor, a condición de que uno ejerza estos oficios por puro placer. Sin placer no hay pasión y sin pasión no hay forma de hacer las cosas bien. Por esta actitud frente a la vida, unida a su genio, Asimov ha dejado huellas todavía indelebles. La gratitud de muchos, sobre todo de la comunidad científica, es grande, al punto de que un Asteroide, el 5020, fue bautizado con su nombre.

«Escribo al ritmo de siempre porque me da placer y porque, me temo, no sabría muy bien qué hacer si tuviese tiempo libre. Ninguna de las alternativas posibles, como ir al teatro, viajar, dar charlas en una universidad, asistir a cocteles, me proporciona tanta felicidad. Mi vida es escribir libros. A diferencia del 99 por ciento de los colegas, no tengo que esperar hasta el punto final para empezar a gozar de mi trabajo: la ejecución misma del manuscrito es para mi una aventura agradable desde la primera hasta la última letra.» Así explicaba su oficio, casi tan necesario y placentero como reír.

Algunos críticos menospreciaron su estilo por ser llano y carecer de técnicas narrativas sofisticadas o novedosas y han querido etiquetarlo como el “Agatha Christie” de la ciencia ficción. También llaman la atención sobre la simplificación que hace de hechos históricos complejos en su monumental e informalmente llamada «Historia Universal Asimov», catorce libros que desarrollan la evolución de las grandes civilizaciones y los estados más influyentes de hoy. O atacan las explicaciones que brinda sobre fenómenos y teorías científicas en sus libros de divulgación.

Estas críticas pierden de vista que la principal obsesión de Asimov, un Doctor en Bioquímica por la Universidad de Columbia y un hombre de vasta cultura, era acercar a las personas comunes a temas complejos, hacer accesible la ciencia y la historia a todos. Hacerlas populares. Este énfasis es evidente en estas palabras: «Si intentas que tu prosa se vuelva un poema, seguro que te tomará tiempo (…) por lo mismo he cultivado deliberadamente un estilo bastante simple, incluso coloquial, que puedo utilizar rápidamente (…). Esto ha llevado a que algunos críticos, con cráneos que son más hueso que mente, interpreten esto como no tener estilo. Si alguien piensa que escribir con absoluta claridad y sin términos superfluos es fácil, le recomiendo que pruebe hacerlo».

Un texto escrito con claridad se lee fácilmente. Asimov es perfecto para motivar la lectura en un niño, un joven o un adulto. Si uno lee su «Historia universal» es muy probable que se sienta atrapado por la emoción y el suspenso con el que se narran y evalúan sucesos que en los libros “académicos” se vuelven un plomo. Así empieza por ejemplo, el volumen dedicado a «La formación de Francia»: «En el mes de mayo del año 987, un joven cayó de su caballo durante una animada partida de caza en lo que es hoy la Francia del noreste. Quedó seriamente lesionado, sangrando de la nariz y la garganta. El 21 de mayo murió. El joven tenía escasa importancia en sí mismo. Su nombre era Luis y era rey, pero esto era todo lo que podía decirse de él. Tenía veinte años de edad, había remado durante un año y su única preocupación verdadera era pasarlo bien. Entró en la historia con el nombre de Luis V, el Holgazán.»

Y lo mismo nos puede pasar si leemos «El Universo», en el que explica lo que la ciencia sabe de este y cómo el hombre ha ido obteniendo ese conocimiento desde su aparición sobre la Tierra. O si revisamos «La gran enciclopedia biográfica de Ciencia y Tecnología», que recoge la vida y la obra de más de mil mujeres y hombres científicos y divulgadores de la ciencia, un claro homenaje a quienes, con su vida, le dieron sentido a la vida de este hombre capaz de conectar por igual con el egipcio Imothep (Egipto, 2980-2950 A.C.), Hipatia, Isaac Newton y Carl Sagan.

Como él mismo dijo, Asimov no es Borges y no pretendía serlo. En cambio, y eso es mucho más que suficiente, es alguien con quien se puede conversar de igual a igual, alguien que es capaz de convertir su placer de escribir en nuestro placer de leer.

(Publicado originalmente en este blog el 6 de abril de 2018).

ALGUNAS CITAS DE ASIMOV

«La educación autodidacta es, creo firmemente, el único tipo de educación que existe.»

«Si el conocimiento crea problemas, no es a través de la ignorancia que podemos resolverlos»

«Hace falta mucho arte para crear algo que parezca desprovisto de arte»

«Para tener éxito, la planificación sola es insuficiente. Uno debe improvisar también.»

«La ciencia ha progresado hasta el punto de que las únicas preguntas atinadas que nos quedan son las ridículas. Las preguntas sensatas se han pensado, formulado y respondido hace tiempo.»

«Isaac Newton fue el talento científico más grande que jamás haya visto el mundo. Tenía sus faltas, viva el cielo: era un mal conferenciante, tenía algo de cobarde moral y de llorón autocompasivo y de vez en cuando era víctima de serias depresiones. Pero como científico no tenía igual.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s