DUNKERQUE

«Dunkerque» («Dunkirk»), escrita y dirigida por el tres veces nominado al Oscar, Christopher Nolan (Wenstminster, Londres, Inglaterra, 1970), acaba de estrenarse, con un contundente éxito mundial de crítica y taquilla, como uno de los picos de la carrera del director, y una de las cumbres del género del cine bélico de los últimos años.

EL DIRECTOR

De padre inglés y madre estadounidense, Nolan inició precozmente su labor como realizador amateur desde los siete años, aunque su debut como profesional se dio a los diecinueve con el cortometraje «Tarantella», presentado en una exhibición de cine independiente. Su primer largometraje, «Following» (1998), que aborda la historia de un escritor cuya obsesión con su proceso creativo lo lleva a involucrarse en un crimen, lo rueda a la par que estudia Literatura Inglesa en la University College of London, y nos muestra desde entonces a un creador muy preocupado por la eficacia y el buen uso de las técnicas narrativas.

La formación universitaria de Nolan, fundamental para entender su obra, lo hace uno de los directores contemporáneos con mayor talento para hilvanar perspectivas, puntos de vista y ritmos a través del uso de técnicas primigeniamente literarias. Ello lo ha llevado, además, a ser de los realizadores que más ha arriesgado en ese sentido. Por ejemplo, su segunda película («Memento», 2000), es famosa por romper la línea de tiempo narrativa tradicional recurriendo a flash backs y prolepsis que dinamizan y complejizan el suspenso de la trama. La obra obtuvo un fuerte respaldo de la crítica, llegó a ser nominada a dos Oscar y a un Globo de Oro, y le permitió grabar «Insomnia» (2002) con un reparto famoso encabezado por Al Pacino, Robin Williams y Hilary Swank, recibida con entusiasmo por crítica y público.

Ese éxito llevó a que la Warner Bros lo fichara para dirigir una trilogía sobre el héroe de Ciudad Gótica. «Batman begins» (2005), «The Dark Night» (2008) y «The Dark Night Rises» (2012), son las películas de superhéroes más profundas del género (sobre todo la primera), y ello se debe a la pericia del director para sacar al personaje central de los estereotipos y humanizarlo, dotándolo de una complejidad hasta entonces poco usual en este tipo de historias. La participación del ahora legendario Heath Ledger como el Guasón en la segunda de ellas terminó por convertirla en una obra de culto. Entre esta y la tercera Nolan se dio tiempo para estrenar «The prestige», una correcta película sobre la rivalidad entre dos magos en la que el director volvió a experimentar con buen resultado con el juego de ritmos y tiempos. Fue otro éxito que lo llevó de nuevo a la lista de nominaciones.

En «Inception» (2010) e «Interestellar» (2014) el director ingresó a temas de narrativa endemoniadamente difícil y tuvo éxito. En la primera nos ofreció su visión del mundo de los sueños y de la conexión o desconexión de estos con la vida real. En la segunda se atrevió a intentar hacernos comprensible problemas de dimensiones científicamente densas, al modo de un divulgador científico privilegiado capaz de traducir al “cristiano” leyes de la Física o teorías enmarañadas sobre la evolución del Universo. En ambas películas el resultado fue no solo narrativamente sólido sino también de una belleza sobrecogedora y de hondas repercusiones en la capacidad del hombre común y corriente para enfrentarse a estos temas. Con ellas Nolan volvió a demostrar una destreza abrumadora para hablarnos del Hombre a partir de la individualidad de sus personajes, como lo vuelve a hacer hoy en «Dunkerque»

LA OPERACIÓN DYNAMO

Desde la playa de Dunkerque, Francia, entre el 26 de mayo y el 4 de junio de 1940, más de 200 mil soldados ingleses, y más de 100,000 franceses y belgas cruzaron el Canal de la Mancha hacia tierra británica. Huían del incontenible avance alemán en el momento de mayor auge de la ofensiva nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Esta operación casi imposible, oficialmente bautizada como «Operación Dynamo», fue concebida por el Primer Ministro inglés Winston Churchill y ha pasado a la historia como el «milagro de Dunkerque». Es además uno de los hechos más gravitantes en el resultado final de la guerra, pues la mayoría de historiadores concuerda en que sin el rescate de esas tropas el Reino Unido difícilmente habría tenido poder suficiente para resistir, primero, y terminar de derrotar, junto con sus aliados, cinco años después, a la Alemania nazi.

El éxito de la operación parece inverosímil, en buena parte por la incomprensible y hasta ahora misteriosa decisión de Adolfo Hitler de no utilizar todos sus ingentes recursos para darle la estocada final a un ejército que se batía en retirada. El hecho alcanza ribetes épicos porque la poca profundidad de las aguas impedía que los buques destructores llegasen a las playas, y por ello más de ochocientas pequeñas embarcaciones de civiles (barcazas, yates, botes de recreo y de pesca, transbordadores) debieron atravesar ida y vuelta, muchas de ellas varias veces, los pocos kilómetros que separan ambas playas (entre 45 y 126 km aproximadamente) llevando a esos soldados exhaustos, bajo ataque enemigo por aire y mar, mientras cuarenta mil franceses contenían a las tropas enemigas en tierra. Se trata pues, de la antítesis de una victoria pírrica, es decir, de una derrota (o mejor dicho, de la forma de una derrota) que paradójicamente contribuirá sustancialmente a la posterior victoria final.

LA PELÍCULA

Según ha declarado para el New York Times, Nolan concibió esta película hace 25 años cuando hizo la travesía desde Inglaterra hacia Dunkerque y notó su dureza («una experiencia muy intensa y nadie nos lanzó bombas», dijo). La idea tomó mayor fuerza debido a que pese a la gran cantidad de películas sobre la Segunda Guerra Mundial, esta es la primera que se ocupa de este hecho monumental. «Como cineasta buscas brechas en la cultura, por lo menos en la cultura pop; buscas cosas que no se hayan explorado en los filmes», señaló. «Y Dunkerque, por la razón que haya sido, jamás había sido abordado en el cine moderno».

El primer filme bélico de Nolan (más aún, el único que no es de ficción) tiene su marca inequívoca. En primer lugar, rompe con el estereotipo del género, dejando en segundo plano la acción y la sangre de la batalla para concentrarse en la intensidad de las emociones de los hombres comunes ante la cercanía desoladora de la guerra y de la muerte. Lo hace sirviéndose, principalmente, de cuatro puntos de vista: la del oficial que organiza la retirada, la de un soldado que lucha por sobrevivir, la de un piloto inglés que defiende a sus compañeros desde el aire, y la de un hombre mayor (y su hijo, ambos civiles) que maneja su pequeña embarcación rumbo al campo de batalla.

En segundo lugar, un elevado manejo de las técnicas narrativas le permite al director organizar la historia en tres tiempos (una semana para las acciones en tierra; un día para las de mar y una hora para las de aire) que confluyen potenciando la tensión de la trama. La complejidad de esta estructura, explicó Nolan, se justifica porque «… rara vez hablamos en términos cronológicos; rara vez contamos una historia cronológicamente de principio a fin (…) Estamos intentando irrumpir con el ritmo natural de los filmes de guerra. Estamos tratando de darle un giro al ritmo establecido en los éxitos cinematográficos”.

«Dunkerque» es brutal y tierna, conmovedora y yerma a la vez: se niega a tratar a la guerra como un espectáculo y busca que entendamos lo que sintieron esos jóvenes a los que, más que la gloria o la victoria, más que salvar al mundo de la tiranía,  les preocupaba únicamente no morir. Es la obra más literaria de un hombre que entiende muy bien de Literatura.

(Publicado en el suplemento SEMANA del diario EL TIEMPO de Piura, el 7 de agosto de 2017.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s